sábado, 7 de junio de 2008

Estímulos...

¿Por qué reaccionamos ante los estímulos?


Cuando algo referente a nosotros cambia, nosotros también cambiamos, tanto para bien como para mal, pero siempre cambiamos.


Primero veamos la definición de estímulo:



  • En el campo de la psicología, un estímulo, es cualquier cosa que influya efectivamente sobre los aparatos sensitivos de un organismo viviente, incluyendo fenómenos físicos internos y externos del cuerpo.
  • En los demás campos, un estímulo es cualquier cosa que pueda tener impacto sobre un sistema.

Si nosotros recibimos cualquier tipo de estímulo, TODOS reaccionamos. De una manera u otra, pero al fin y al cabo, reaccionamos ante ese estímulo.

Ahora bien, cuando se produce un estímulo, ¿qué fuerza es la que nos induce a actuar, independientemente de la manera en que actuemos? ¿Esa fuerza se encuentra dentro de nosotros o más bien se trataría de un fenómeno externo que entra en nuestra mente de manera directa impidiendo que nos quedemos impasibles ante tales circunstancias?

Pero la principal importancia de estos estímulos no es la reacción en sí, si no la manera o forma de actuar.

La diferencia entre unas personas y otras reside en la manera de reaccionar ante tales estímulos. Esto entraría en confrontación con la ética y con la moral, ya que no todos consideramos lo que sería una buena acción o una mala acción de la misma manera.

Dentro de nosotros está la libertad para actuar como queramos ante un estímulo. En nosotros cabe la posibilidad de elegir, siempre. Eso es lo que nos hace sencillamente complejos y humanos. La razón.

No hay comentarios: