lunes, 21 de abril de 2008

Piedad del Vaticano (Pietà)

Autor: Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni, Miguel Ángel (1475 - 1564).
Cronología: 1498 - 1499
Estilo: Renacimiento - Cinquecento
Técnica: Talla
Material: Mármol
Dimensiones: 1,74 metros de alto x 1,95 metros de largo.
Localización actual: Basílica de San Pedro del Vaticano, Roma.


Esta obra representa una síntesis perfecta entre la tendencia clasicista y los ideales renacentistas. Este grupo escultórico consagró a Miguel Ángel como escultor con tan sólo 23 años, aparte de suponer un gran ejemplo definitorio del "arte de sacar y no de añadir".



Composición

Las dos figuras de la Piedad forman una pirámide cerrada, en la que la Virgen, sentada y erguida, sostiene a Jesucristo yacente en su regazo.
El cuerpo de Cristo casi está encuadrado por completo dentro del contorno del cuerpo de la Virgen, lo que acentúa la unión entre madre e hijo.

La Virgen, manteniendo la mirada baja y evitando mirar directamente al observador, acoge a su hijo con la mano derecha, a la vez que con la derecha nos invita a adorarlo. Su vestido actúa como base de la pirámide.

El conjunto escultórico contrapone la desnudez del cuerpo de Cristo estilizado con el ropaje de profundos pliegues de María, y también contrapone la pesadez de ésta a la livianidad de su hijo, el cual sólo toca el suelo con su pie derecho.


Contenido

La obra fue encargada un 27 de agosto de 1498 por el cardenal Dionisio Jean Bilhères de Lagraulas, a través de Jacopo Galli, protector del artista.

La obra representa el instante posterior a la crucifixión, en el que el hijo descansa sobre el cuerpo de su madre.
Miguel Ángel dio un aspecto juvenil a la Virgen, más adecuado a la pureza de la Madre de Dios.

La Piedad del Vaticano es la única estatua firmada por Miguel Ángel, el cual se sintió profundamente orgulloso de su trabajo. Aparece la siguiente inscripción: "Michael Angelus Bonarotus florentin faciebat".

La escultura se instaló en la iglesia de Santa Petronella, ya que en ella descansaban los restos del cardenal que la encargó. Tiempo más tarde fue trasladada al interior de la basílica de San Pedro.


Datos sobre la obra

Es una maravillosa obra de bulto redondo, ya que se pueden ver todos sus ángulos pero el punto de vista es frontal.
Con la juventud en el rostro de la Virgen, se le pretendía dar ese significado de juventud y belleza eternamente en ella, propios del Renacimiento.
Podemos observar un visible contraste entre el cuerpo de Cristo, compuesto por diagonales, y los pliegues curvilíneos de María.

El 21 de mayo de 1972 la imagen sufrió un brutal atentado al ser aporreado por un demente el rostro de la Virgen con un martillo, motivo por el que hubo de ser restaurada y luego protegida con medidas de seguridad.

No hay comentarios: