lunes, 11 de febrero de 2008

Catedral de León

Arquitecto: Maestro Enrique, sustituido por Juan Pérez a su muerte (1277)
Cronología: 1255 - 1302
Estilo: Gótico castellano
Materiales: Piedra y hormigón
Dimensiones: 108 metros de largo x 29 metros de ancho de la nave, 44 metros el transepto.


La catedral de León es el modelo más representativo de la arquitectura gótica afrancesada en Castilla.
Presenta un estilo más depurado del gótico francés.
El Maestro Enrique comenzó a dirigir la construcción de la cabecera hacia 1225. Este maestro también trabajó en la catedral de Burgos.
Se desconocen los orígenes del Maestro Enrique, pero se le atribuye la nacionalidad francesa y también buen conocedor de las catedrales de Amiens, Reims y Chartres.


Exterior

La fachada occidental (la más importante), está inspirada en la catedral de Chartres. Posee cinco arcos finamente esculpidos en el siglo XIII, con una triple portada y un gran rosetón central con un gablete. Está flanqueada por dos torres góticas cuadrangulares de 65 y 68 metros respectivamente, rematadas por pináculos y separadas del cuerpo principal.


Planta e interior

La planta es una reproducción de la catedral de Reims, sólo que la catedral de León posee seis tramos frente a los nueve de la catedral francesa. Posee 30 metros de altura.

El cuerpo principal se divide en tres naves (la nave central mucho más alta que las laterales), que desembocan en la cabecera, formada por un gran transepto (también de tres naves) y un ábside que prolonga el transepto en dos tramos rectos y que presenta un deambulatorio con cinco capillas radiales de forma trapezoidal.

La catedral presenta macrocefalia, es decir, una cabeza de mayor tamaño que lo común (el transepto en el caso de la catedral de León), y que le resta algo de profundidad y perspectiva pero a cambio le tiene un mayor espacio para los fieles.
Las bóvedas son de crucería y los nervios de los arcos se convierten en esbeltas y finas columnas adosadas que llegan hasta el suelo. La gran altura de las columnas y pilares crea ese efecto de verticalidad propio del gótico.

En el alzado (arcadas, triforio y claristorio), se encuentran más de 1800 m² de vidrieras policromadas de origen medieval, consideradas de las mejores del mundo en su género.
Las vidrieras inferiores de las naves laterales son de temas vegetales, como árboles o plantas propios de la región.


En el triforio nos econtramos vidrieras de temas heráldicos, y finalmente en el claristorio, formado por 230 ventanas apuntadas de estilo francés, destacan las imágenes de los santos y los profetas.

Destaca también el gran rosetón central situado en el pórtico central.


Vidrieras de la catedral

Éstas persiguen la luz. De arcos ojivales o arcos apuntados, los arquitectos de la catedral lograron introducir un mayor número de vanos en la catedral que están cubiertos de numerosas vidrieras.

En total suman más de 737 vidrieras, con tres rosetones de 8 metros de diámetro, 31 ventanales de 12 metros de altura y 48 huecos más de tamaños variados.

En el ábside de la ventana central se representa el árbol de Jesé, padre de David, del cual descendería luego Jesús.
Encima se sitúa la roseta central con el Pantocrátor.

En las vidrieras, de este a sur, podemos encontrar toda la historia del cristianismo al atravesar las vidrieras de la nave sur.
Los principales personajes con los que nos podemos encontrar son, entre otros, apóstoles, mártires, fundadores de órdenes religiosas...


Documentos de la catedral

Actualmente existen en la Catedral 88 Códices, preciosos por su fecha y más valiosos por sus miniaturas ornamentadas.

A parte de los códices, también hay pergaminos, valiosos por su calidad y su número (más de 1800).

Además de códices y pergaminos, hay sellos rodados, libros de cuentas y una colección de actas capitulares, desde últimos del siglo XIV hasta el presente; archivo musical, libros litúrgicos y cantorales, planos de la restauración de la catedral y bocetos de vidrieras.


No hay comentarios: